Somatometría recién nacido

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Te mostramos todo lo relevante sobre la somatometría recién nacido. Este es un estudio más, entre todos los que se le hacen a los pequeños durante su primer mes de vida.

¿Qué es la somatometría recién nacido?

Es una evaluación física del neonato o recién nacido que se concentra en especial en las medidas de su cuerpo. Los datos permiten estimar la condición de salud del pequeño y hacer diagnósticos y recomendaciones a los padres.

La evaluación solo le toma unos pocos minutos al pediatra. Es un chequeo no invasivo, donde solo se usan como herramientas la balanza, el tallímetro y la cinta métrica.

¿Qué se evalúa en la somatometría?

Entonces, veamos qué es lo que se evalúa exactamente en los recién nacidos y como se consiguen estas medidas con exactitud:

  • Peso: se toma el peso inmediatamente al nacer en la sala de partos o en el quirófano con el paciente desnudo. Luego se repite el proceso en la primera consulta, pero esta vez el bebé porta el pañal.
  • Talla: se usa un tallímetro especial para niños pequeños que mide la longitud entre sus talones y a porción más prominente del cráneo. También se toma la medida en el momento del nacimiento y en la primera consulta.
  • Perímetro cefálico: corresponde a la circunferencia de la cabeza. Para no tener errores la cinta métrica se coloca en el occipucio (porción prominente del hueso occipital del cráneo) y se bordea la cabeza hasta llegar a la frente.

¿Cuáles son los valores normales de somatometría recién nacidos?

Los valores normales son:

  • Peso: de 2,5 a 3,5 kilogramos.
  • Talla: en las niñas va de 47,7 a 52 cm y en los niños suele ser mayor, de 48,2 a 52,8 cm.
  • Perímetro cefálico: puede ir de 33,6 cm a 35,3 cm.

¿Qué importancia tienen estos valores?

Cuando un bebé tiene un peso menor al normal es más propenso a sufrir de infecciones graves en el primer mes de vida. Es un niño que hay que vigilar de cerca durante su crecimiento, para garantizar que aumente el peso que necesita.

Mientras que, si tiene más de 3,5 kilos al momento del nacimiento hablamos de un bebé macrosómico. Este tiene riesgos de sufrir de hipoglicemia, que si es severa puede llevarlo a la muerte.

El perímetro cefálico, en cambio, orienta sobre la masa encefálica y el correcto drenaje del líquido cefalorraquídeo. Cuando está por encima de los valores es una señal de alerta para pensar en hidrocefalia, un problema neurológico donde el líquido cefalorraquídeo se acumula dentro del cerebro haciendo que el cráneo se deforme.

Y, en caso de que el valor sea muy bajo hay que vigilar con cuidado al paciente y su desarrollo motor, cognitivo y social en el tiempo.