Técnicas de toma de presión arterial enfermería

Una buena toma de la presión arterial puede ser crucial para dar con un diagnostico adecuado, permite además la prevención y el control de afecciones como la hipertensión. Hoy en día es posible encontrar diferentes dispositivos electrónicos que facilitan la medición de este parámetro, sin embargo, sin importar la herramienta de medición empleada es necesario llevar un manejo adecuado de las técnicas de toma de presión arterial.

Los enfermeros usualmente son los encargados de realizar este procedimiento y para ello deben manejar las diferentes técnicas relacionadas con la medición de la presión arterial. Para quienes requieren de estos datos teóricos, a  continuación explicamos las técnicas de toma de presión arterial enfermería.

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es el nombre que se le da a la fuerza de empuje que posee la sangre al circular a través de los conductos arteriales, este impulso es estimulado por los latidos cardíacos, en cada latido se bombea sangre a la arterias distribuidas en todo el cuerpo.

Cuando se producen los latidos cardíacos la presión arterial aumenta, a esto se le conoce como sistólica y cuando el corazón se encuentra en reposo, justo entre cada latido la presión arterial baja y a esto se le conoce como diastólica.

Por ello cuando se realizada la toma de la presión arterial se manejan dos valores la presión sistólica y diastólica. Al realizar una lectura e indicar los resultados se colocan el valor sistólico por encima del valor diastólico. Es decir que si luego de una lectura de presión arterial el resultado es 120/80, la presión sistólica es de 120 y la diastólica de 80.

Técnicas de toma de presión arterial enfermería

Lo más importante de la medición de la presión arterial es la precisión y para ello es necesario implementar diferentes procedimientos previos y durante la lectura, entre las técnicas se encuentra la preparación del paciente, la selección del espacio y de la herramienta de medición, el uso de ambos brazos para la toma de lectura entre otras.

Todos estos elementos y más contribuyen a obtener resultados muy precisos y con ello poder dar un diagnostico acertado respecto a la condición del paciente y la enfermera será la encargada de llevar a cabo dichas acciones.

Factores que influyen en la toma de presión arterial

Cuando el profesional de enfermería va a realizar la medición de la presión arterial debe considerar los diversos factores que pueden afectar la lectura realizada por el dispositivo, en especial cuando se requiere un control prolongado a un paciente.

La hora de medición: si un paciente requiere que se tome su presión arterial por más de un día, lo recomendable es que la mediciones realice aproximadamente a la misma hora, esto en búsqueda de que las condiciones sean similares cada día. Si el paciente toma medicación para controlar la tensión lo mejor es que la lectura se realice previo a la ingesta del medicamento.

El tamaño del manguito: la elección del manguito tiene más relevancia de la que se puede creer, si se selección uno de menor tamaño al correcto se corre el riesgo de obtener falsas lecturas cuando de un paciente obeso se trata, el rango de error oscila entre 10-50mmHg.

Como regla general este debe cubrir al menos 80% del brazo y una anchura de al menos 40% de la circunferencia. En la AHA se establece el tamaño promedio que debe poseer el manguito en función a la circunferencia del brazo del paciente, estos son:

  • Para circunferencia braquial de 22-26cm el manguito debe ser 12x22cm.
  • Para una circunferencia braquial de 27-34cm el manguito recomendable 16x30cm.
  • Para una circunferencia braquial de 35-44cm el manguito debe ser 16x36cm.
  • Y para una circunferencia braquial de 45-52cm el manguito recomendable es de 16x42cm

Las condiciones ambientales: es necesario asegurarse que la temperatura del entorno donde se realizara la medición sea la adecuada, si la temperatura es muy baja es posible encontrar variación entre 8-15 mmHg. Además es necesario evitar emociones que produzcan cambios en los latidos cardíacos, de esta manera el espacio debe estar tranquilo y silencioso.

Hábitos del paciente: es necesario asegurarse que el paciente haya evitado fumar, comer, consumir cafeína o hacer ejercicio en un periodo de al menos media hora. Estas actividades producen de una u otra manera cambios en la tensión arterial.

Aplicación de la técnica de toma de presión arterial enfermería

Asegurando las condiciones anteriores en el paciente es momento de realizar la toma de presión arterial. Si es la primera medición que se realiza al paciente esta debe realizarse en ambos brazos y tomar aquella con los valores más altos, esta servirá de referencia para las próximas mediciones.

Será necesario realizar dos tomas, debe existir una separación de 2 minutos entre cada medición. Verificar la diferencia entre ambas, en caso de existir una diferencia superior a los 5mmHg, deberá repetir las tomas hasta que las mediciones se reduzcan.

Para iniciar el procedimiento el personal de enfermería deberá colocar el manguito, ubicar el pulso radial e inflar el manguito a un punto de entre 20-30 mmHg por encima luego de haber dejado de sentir el pulso.

Llegado el momento de desinflar el manguito, será necesario emplear una velocidad aproximada de 2mmHg por segundo.

Como ya se mencionó anteriormente el valor de la tensión arterial sistólica lo define el primer ruido de Korotkoff que se identifique y el valor de la tensión arterial diastólica la ausencia de ruido con el o se podrá realizar una lectura precisa.

Zona para toma de presión arterial

Para todos es bien sabido que la medición de la tensión arterial se realiza en el brazo, colocando el fonendoscopio por encima de la arteria braquial. Sin embargo cuando las circunstancias no permiten aplicar la técnica sobre esta zona será posible realizar la toma en otras localizaciones.

La pierna: se emplea una técnica similar a la requerida en el brazo, sin embargo en este caso es crucial prestar especial atención a la medida del manguito y a su vez a la lectura obtenida. En necesario tener en cuenta antes de dar a conocer la lectura que el valor obtenido estará entre el 10-20% por encima de la lectura obtenida en el brazo.

La muñeca: esta técnica es usada especialmente en persona con un alto rango de obesidad, sin embargo es necesario ubicar la muñeca a la altura del corazón antes de realizar la toma, de lo contrario los resultados obtenidos serán falsos.

Deja un comentario